jueves, 8 de noviembre de 2012

Historias que contar.

viernes, 3 de febrero de 2012


Entre tantos días aquí vividos hemos pasado por muchísimos momentos.
Ya cuando viene la Señora (Doña Ascensión) nos rifamos para ver quién tiene que abrir la puerta y hablar con ella porque no se calla ni debajo del agua, la pesada.


En nuestra primera fiesta, descubrimos el sitio de pensar, hicimos una lista de normas (las cuales nadie cumple) y pensamos que Quique se había caído por el balcón. En tiempo de fiestas dormimos donde podemos, algunos incluso invitados a dormir en el felpudo.


Ha habido épocas malas en las que hemos necesitado a un hombre en casa, porque había luces fundidas, lavadoras rotas, bombonas de butano gastadas...un desastre. Ya hemos tenido obras en casa y ya hemos creado vida. Piso de estudiantes jaja 


Hace unos días nos enteramos que para los vecinos de enfrente “somos unas chicas guapas” textualmente según el hombre de las estadísticas (no intenteís entenderlo) y nosotras ni siquiera sabemos quienes son. Aunque ya todos nuestros vecinos tienen que conocernos porque somos lo más escandaloso del edificio, aunque unas más que otras...ejem..


Uno de los mejores momentos que vivimos aquí son las siestas, y los ruiditos que hacemos mientras tanto. Las noches en las que no hay sueño y se hace cualquier tontería. Las películas con palomitas y azúcar. Cuando Kora viene con chuches para todas. Cuando viene la gente bastante ciega, cuando nos empezamos a reír las unas de las otras. Cuando se va la luz y tenemos que bajar descalzas y en pijama a poner la luz...



Si es que en este piso hasta lo más mínimo es motivo de risa. Cosas como pedir unas tijeras, que la vecina estornude, el “wayah”... Y eso de que una deje su ordenador en el salón y al rato ya tenga todo su estado, nick, foto de perfil, etc cambiado ya es algo mítico.


Cosas que te puedes encontrar en nuestro piso son el frigorífico lleno de posits, de los cuales seguimos sin saber de quienes son algunos...pintauñas dentro del frigorífico, galletas príncipe en el congelador, el rollo de cocina en el baño y calcetines que nadie sabe de quien son y van pasando de habitación en habitación, cuadros detrás de los armarios y todas las cosas que tenían inservibles en la casa en el armario del salón... Y también hemos tenido invitados de más tipos como Nana :)





Simplemente, así somos nosotras! jaja





No hay comentarios:

Publicar un comentario